El santo de la buena muerte, porque murió en brazos  de Dios y de la Virgen.
San José Obrero, patrón de los carpinteros, ingenieros y trabajadores en general, modelo de padre y esposo, patrón de la Iglesia universal.  La Iglesia Católica en
Venezuela, así como en el resto del país, celebra el día de San José, el patriarca, el padre adoptivo de Jesús.

 Este  lunes 19 de marzo, fue un día especial para todas las personas que nacieron en esta tierra Siquisiqueña, pues se celebró el día del santo universal San José, patrono de Siquisique. Ese día todos los devotos del  “Santo del Silencio”, como algunos lo llaman  se acercaron hasta la iglesia San José para escuchar la  santa misa que fue oficiada por el presbítero Alberto Alvarez, administrador diocesano y párroco de la catedral San Juan Bautista de Carora. Entre los fieles creyentes, estuvo  el primer mandatario municipal, ingeniero Luis Ladino,  Oscari Riera, reina de las fiestas patronales de Siquisique  2012 y su cuadro de honor.
Para celebrar el día del patrono, el interior de la  iglesia San José fue vestida con colores muy llamativos como el verde manzana y violeta. Colores que resaltaban  la imagen del santo de todos los trabajadores.
Esta vez la misa se ofició de una manera muy particular, pues el  cura Alberto Alvarez  hizo que los presentes reflexionarán y analizarán las obras que realizó San José, un hombre de pocas palabras pero  justo en su proceder, un hombre que estuvo al servicio de Dios y más aun cuando le fue encomendado la inmensa  responsabilidad y privilegio de ser el esposo de la Virgen María. Es por ello que es el santo que más cerca estuvo de Jesús, pues fue padre adoptivo.