Esta madre se dirigió con uno de sus hijos a inscribirlos  en la Misión Hijos de Venezuela.

Al cierre de esta edición aun faltaban las cifras de una máquina

  • La  Gran Misión  Hijos de Venezuela  tiene el firme  propósito  de acabar con la pobreza acumulada desde hacen muchos años  en el país. Es por ello el Presidente Chávez se afinca cada vez más en crear obras y misiones sociales, pues a su parecer es la manera de brindarle la mayor felicidad a cientos de venezolanos que viven  en situación de pobreza extrema.  

Desde la segunda quincena de diciembre hasta este martes 31 de enero se estuvo   llevando a cabo en el municipio Urdaneta el registro de la Gran Misión Hijos de Venezuela. Padres y representantes  se acercaron  desde tempranas horas a las instituciones autorizadas como la  escuela Bolivariana Ricardo Ovidio Limardo de Siquisique, instalaciones del Parque, Casa del Soberano,  escuela de Agua Buena, Casa de la Cultura Pio Tamayo de Aguada Grande, Escuela de El Paují, Liceo doctor Francisco Carreño de Santa Inés, Centro de Diagnostico integral de Santa Inés y Juan Santaella de Baragua. Estas instituciones sirvieron como sedes para que 26.819 personas urdanetenses quedaran registradas en la Gran Misión  Hijos de Venezuela. En ese lapso de tiempo fueron atendidas 7.839 personas (quienes fungían como cabezas de casas y responsables de las familias y familiares de discapacitados), vale resaltar que habían padres o madres que registraban  uno, dos o tres niños, es aquí donde los números ascendieron  a veintiséis mil ochocientos diecinueve registrados, pero  al cierre de esta edición faltaban las cifras de una máquina, por lo que las cifras sobrepasan las veintisiete mil personas registradas.

Según información aportada por el coordinador municipal de la Gran Misión Hijos de Venezuela, José Carrasco, se atendieron  75 adolescentes embarazadas menores de 17 años, 333 mujeres embarazadas mayores de 18 años, 1.000 personas con discapacidad, y  3.518 madres solteras en pobreza extrema. 

Señaló José Carrasco,  que el trabajo se llevó  acabo de manera conjunta con el Instituto Nacional de Estadística, alcaldía de Urdaneta, médicos cubanos, Madres del Barrio y el  Frente Francisco de Miranda, esto con el fin  de llevar un mejor registro y data, tanto de los niños, adultos incluyendo los discapacitados, así mismo estar al tanto de la situación en que viven.

Es bueno recordar, que la misión otorgará una ayuda económica  a los hijos de padre que tengan un ingreso menor al salario mínimo; y mujeres y adolescentes embarazadas, con similar situación salarial. El monto mensual estipulado será de cuatrocientos treinta bolívares (Bs. 430) por hijo, aplicable hasta un máximo de tres (3) hijos menores de 18 años.

También califican como beneficiarios de la Gran Misión las madres o responsables del cuidado de personas con discapacidad intelectual severa y severa profunda, parálisis cerebral, encamados, discapacidad visceral (insuficiencia renal crónica), sin límite de edad, a quienes se les otorgará seiscientos bolívares (Bs. 600) por persona en esta situación.